ANSIEDAD

¿Qué es la ansiedad? 

Es una emoción experimentada como desagradable que surge ante una situación que la persona percibe como amenazante. La ansiedad forma parte de nuestra vida, es universal, nos sirve para defendernos ante situaciones peligrosas o que nos pueden poner en riesgo, ahora…¿Cuándo la ansiedad se vuelve desadaptativa? ¿Cuándo puede ser problemática para la vida cotidiana de las personas? 

Algunos signos de alerta que nos permiten detectar un aumento de ansiedad. 

  • Aumento de la frecuencia cardíaca aún estando en reposo.
  • Sudoración, tensión muscular, calambres, contracturas, sequedad en la boca, náuseas, mareos, dificultad al tragar.
  • Sensación de agitación, respiración acelerada.
  • Dificultad para conciliar el sueño o por el contrario exceso de horas de sueño.
  • Dificultad para concentrarse o mantener la atención.
  • Preocupación excesiva, pensamientos negativos recurrentes.
  • Inseguridad, temor, dificultades para decidir. 
  • Evitación de situaciones temidas. 
  • Excesos en consumo de sustancias y/o alimentos.
  • Movimientos persistentes que denotan intranquilidad. 

Tips para potenciar el autocuidado y que favorecen la dísminución de los niveles de  ansiedad. 

  • Aceptar el estado de ansiedad procurando permanecer en el presente, en el aquí y ahora. Esto hace que la misma se reduzca y hasta pueda desaparecer por completo. 
  • La realización de ejercicios físicos es fundamental en la reducción de la ansiedad y el estrés. 
  • Tomarte una pausa de la rutina y dedicarle un tiempo a una actividad que te resulte placentera.
  • Escuchar música de relajación ya sea durante el día o en la noche antes de dormir para conciliar el sueño. 
  • Realizar técnicas de relajación y/o meditación, y complementarlas con ejercicios de respiración profunda son de gran ayuda para que se normalice tu respiración y tu ritmo cardíaco, y todo esto, colabora en el descenso del estrés y potencial ansiedad. 
  • Hablar con personas de nuestra confianza acerca de lo que nos pasa suele ser de mucha ayuda en estas situaciones. 
  • Escuchar música, cantar,  bailar, limpiar, ordenar o cocinar son actividades que te sacan de la rutina y que favorecen un estado de ánimo positivo. 
  • Caminatas al aire libre, además de hacer ejercicio físico, oxigenan tu organismo y te proveen un bienestar general. 
  • Evitar bebidas gaseosas, bebidas alcohólicas y comidas con exceso de grasas y azúcares. 

Recuerda que si aún poniendo en práctica alguno de estos tips te cuesta lidiar con las situaciones de estrés y ansiedad y  no consigues disminuir los niveles, es importante que puedas buscar ayuda especializada.

Deje un comentario