ESCUCHA TUS EMOCIONES

F

  • Tu vida afectiva es tan importante como tu cuerpo, aprendé a escucharte, aprendé a cuidarla. 
  • Poner en palabras tus emociones te quita peso y te recarga de energía como cuando entras a la cancha a jugar. 
  • Hablar con otros de confianza es fundamental, entrenemos las emociones como entrenamos el cuerpo. 
  • La vida nos presentará diferentes problemas, aceptemos el desafío, busquemos soluciones, juguemos esas finales y aferrémonos a la vida como si fuera un trofeo. 
  • Los golpes emocionales, ciertos eventos vitales, son tanto más fuertes que las patadas que recibimos en la cancha, hablar de ello descomprime el dolor, alivia tu malestar.
  • Durante nuestra vida aprendimos que en ciertas situaciones se sale solo, pero es hora de aprender que en ocasiones necesitamos de otros para salir juntos…
  • Ser futbolistas profesionales en un país como el nuestro es como tocar un “pedacito del cielo” pero conectar con nosotros nos recuerda que  a veces tenemos problemas como cualquier otra persona y hay que enfrentarlos y no negarlos. Podemos estar mal, tenemos derecho a sentirnos mal. Podemos ser ídolos de muchos, pero no superhéroes que todo lo pueden. 
  • Más Mutual
    DUELO

Deje un comentario